Impermeabilización de pavimentos

Ante la patología de las humedades en pavimento, se prefiere la impermeabilización del pavimento mediante la aplicación de un lechada de cemento impermeable flexible, en dos capas, con armadura de malla de fibra de vidrio. Otro procedimiento de impermeabilización puede ser la excavación de la caja de pavimento, seguido de la compactación del terreno, extendido de gravas, hormigón de regularización, lámina impermeable, losa de hormigón, chapa de regularización y colocación final de pavimento. Al no poder entrar maquinaria dentro de un edificio construido y con divisorias a conservar, el proceso habría estado lento y engorroso.