Rehabilitación de fachadas ventiladas

La fachada ventilada o trasventilada es un cerramiento exterior constituido por una hoja interior, una capa aislante, y una hoja exterior no estanca. Este tipo de fachada permite cualquier tipo de acabados duraderos y de gran calidad, y ofrece excelentes prestaciones térmicas y acústicas. Sobre la fachada existente del edificio u hoja interior se ancla una subestructura metálica de aluminio o acero inoxidable para soportar la hoja exterior de acabado. Entre ambos elementos se coloca una capa de aislamiento mientras se crea una cámara de aire de unos pocos centímetros con un flujo de aire continuo. que ayuda a reducir las pérdidas térmicas del edificio.

Las placas exteriores pueden de materiales cerámicos, piedra, madera, paneles sándwich,… de alta resistencia, por lo que son fachadas que presentan un buen aspecto durante mucho tiempo. Es el sistema que más ahorro energético puede proporcionar a un edificio.Se estiman ahorros en la factura del 70% en verano y del 75% en verano. Los edificios con fachadas protegidas por su interés histórico o artístico normalmente están obligados a rehabilitar su fachada con morteros a la cal de manera tradicional por lo cual no pueden utilizar ninguno de estos sistemas.